Mayte Pérez

miércoles, 24 de septiembre de 2014

PUERTO DE SUEÑOS

La frescura del consejo que ofrece
el abrazo del silencio,
después de una tormenta emocional,
librada en un barquito de papel.
El alma al aire en estado puro
y líquida,
 por la humedad de lágrimas redondas del peso del plomo,
ahora,
 libre de la prisión de los deseos del pensamiento.
La huida del centro de la Tierra,
con la esperanza de subir  a sentir aire que respirar,
tan necesario como la sed de una caricia temprana
que fue un instante fugaz,
y sin embargo,
se siente en momentos de ausencia anticipada,
de lo que ya es y antes era.
La palabra con ganas de salir de las entrañas,
que se muere por cubrir un vacío y espera,
arrodillada entre la incertidumbre,
 al no saber,
si al convertirse en sonido,
herirá al ser humano inseguro,
pero mitad del ama que la gesta,
igual,
 el mismo ser.
La larga espera dentro de un agujero en la luna,
mirando a las estrellas  esperando salir al sol;
Abrigar una duda y a la vez,
dejarla marchar por la cicatriz que deja ,
si se instala entre la piel.
Soñar de nuevo, ahora,
con una brújula y un mapa,
para no perderse y crear  burbujas felices.
Caminar por la senda del poeta,
decorado con hojas caídas color canela,
hijas del árbol donde refugiarse de la tormenta emocional que se libró una mañana.


Mayte Pérez (“Esperanza de luna llena”)