Mayte Pérez

domingo, 26 de octubre de 2014

"He ido contra viento y tempestad,
luchando con la locura de las olas
en un bote de corcho sin velas,
de noche,
sin luz que guía, 
sin luna llena a la que mirar y sorprenderme con su belleza,
y he podido llegar a la isla donde poder descansar,
de todas las tormentas de agua salada que escuecen las heridas del alma.
Ahora,
con luz que alumbra y guía,
con amparo de mil rayos de sol ,
con la claridad de la mañana,
con la calma del mar convertido en espejo
y mil palmas de manos de amistad
que me elevan al cielo, a la bendita gloria
sobre las que voy apoyando mis pies descalzos,
llegaré al dar comienzo la mañana temprana
y a pesar de tratar de cubrirme con la humildad,
miraré de frente con orgullo de haber conseguido de nuevo
todo aquello que soñé y es para mí porque es mío".
Mayte Pérez